El Gobierno de Aragón presenta el proyecto Life Surfing para abordar la contaminación por lindano

El Gobierno de Aragón presenta el proyecto Life Surfing para abordar la contaminación por lindano

El objetivo de este proyecto, del que Sarga es uno de los socios participantes, es el ensayo en campo de una serie de técnicas para la eliminación de residuos densos adheridos a las grietas de la roca
10/04/2019

El Gobierno de Aragón ha presentado este miércoles, en la sala Ordesa del Edificio Pignatelli, el nuevo proyecto LIFE SURFING para la eliminación de los residuos de lindano. El objetivo es el ensayo en campo de una serie de técnicas para la eliminación de residuos densos adheridos a las grietas de la roca.

El proyecto cuenta con un presupuesto de 2,1 millones de euros. La financiación de la Unión Europea al proyecto es del 57% y la aportación del Gobierno de Aragón, de 570.836 euros. La duración del ensayo es de cuatros años y va desde el 2019 al 2022.

La directora general de Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Pilar Gómez, ha sido la encargada de abrir la jornada y presentar los objetivos del proyecto. Después ha sido el turno de las presentaciones técnicas, en las que se ha explicado a los asistentes la metodología a utilizar.

Los residuos líquidos densos se produjeron solamente durante los años de funcionamiento de la fábrica de lindano y procedían de las colas de destilación del final del proceso de fabricación y del vaciado de la instalación cuando se producía una rotura en la misma. Esto sucedía con frecuencia porque parte de la instalación era de tuberías de vidrio por la necesidad de trabajar con rayos ultravioleta. Estos residuos densos, se arrojaron en los vertederos de Sardas y Bailín. Al ser más densos que el agua han descendido por las grietas de las rocas y se encuentran, en Bailín, hasta unos 45 metros de profundidad.

El suelo del antiguo vertedero de Bailin es un 90% de roca del tipo limonita con muy pocas grietas y de escasa profundidad, pero un 10% del suelo es de arenisca, con grietas que llegan hasta los 45 metros de profundidad.

Durante años se ha estado bombeando estos residuos densos. En la actualidad, los residuos densos bombeables se dan por agotados. Lo que ahora queda es este residuo denso adherido a las paredes de las grietas, se estimada en 2 a 3 metros cúbicos. Por estas grietas también circula una pequeña cantidad de agua procedente de la infiltración que, al entrar en contacto con los residuos densos adheridos a la roca, se contamina. Por tanto, destruir estos residuos densos adherido en el fondo de las rocas, supone eliminar la causa de la contaminación.

El pasado ensayo LIFE DISCOVERED, financiado por la UE de 2014 a 2017, permitió comprobar que era posible oxidar los contaminantes disueltos en el agua en grietas a 40 metros de profundidad. El nuevo ensayo pretende eliminar la causa de la contaminación del agua de las grietas de la arenisca. La causa es la fase densa adherida a las paredes de las grietas y que ya no es bombeable. Para ello combinará la utilización de técnicas de oxidación química con la acción de surfactantes. Los surfactantes son “jabones industriales” que movilizan los contaminantes pegajosos que se adhiere a la roca y los dejan a disposición de los oxidantes.

Los socios implicados son el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, además de la Sociedad Aragonesa de Gestión Agroambiental (Sarga), Internacional HCH & Pesticides Association, la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y la Universidad de Stuttgart.

A la presentación han asistido los miembros del Comité Científico del lindano, que asesora científicamente al Gobierno de Aragón en las decisiones a tomar, los del Comité institucional que facilita la coordinación entre diferentes ámbitos competenciales en el tema y los del Comité Social que permite un flujo de comunicación y el ejercicio de la transparencia, de una forma ordenada.


Fase de comienzo

En un primer paso, los socios visitaron ayer Bailín para familiarizarse con lo realizado y ver el estado actual de los trabajos de descontaminación.

El segundo consiste en probar en laboratorio las distintas opciones de surfactantes, oxidantes y valorar su tratabilidad para las condiciones del emplazamiento, por parte de la Universidad Complutense de Madrid. Un factor importante es la biocompatibilidad de los surfactantes con la vida microbiana del emplazamiento, para facilitar etapas posteriores de biorremediación autóctona.

En tercer lugar se determinarán las condiciones geológicas que se quieren replicar en el ensayo de columnas a realizar por la Universidad de Stuttgart, el tipo y las concentraciones de otros residuos densos a ensayar, para comprobar la replicabilidad del tratamiento en otras condiciones geológicas y con otras contaminaciones densas.

Abordar la causa de la contaminación del agua de las grietas de Bailín es la garantía de remediar el emplazamiento a medio plazo.