Nuevas inversiones para aumentar la seguridad en la gestión de la descontaminación de residuos de li

Nuevas inversiones para aumentar la seguridad en la gestión de la descontaminación de residuos de li

El Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad ha puesto en marcha varias actuaciones en Balín, Sardas e Inquinosa Sarga comienza sus trabajos hoy 27 de noviembre
27/11/2017

Dentro del “Plan estratégico de lucha integral contra los residuos de la fabricación de lindano en Aragón puesto en marcha en 2016 por el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, se incluye la gestión hidrogeológica de los vertederos de Sardas y del emplazamiento de Bailín. Estos trabajos suponen la generación de residuos que es necesario gestionar.
Por ello, desde el departamento a través de Sarga se han puesto en marcha varias actuaciones y se ha fijado un calendario de comienzo de las obras más inmediatas que inicia hoy 27 de noviembre con el encapsulado de los residuos que quedan en la antigua fábrica de Inquinosa. Esta actuación consiste en almacenarlos en condiciones estancas en la misma fábrica. Para ello, se van a utilizar 35 salva-bidones, 250 contenedores de plástico con tapa de un metro cúbico y 126 contenedores de plástico con tapa de 1,4 metros cúbicos. Se prevén dos semanas de trabajos.
Asimismo, el 4 diciembre comenzará la retirada del emplazamiento de Bailín de 40 toneladas de carbono saturado, 7 metros cúbicos de fase densa, 40 toneladas de EPIs usados (protecciones de los trabajadores) y 4 toneladas de fangos prensados. Estos residuos proceden de la contención de la contaminación mediante las tres depuradoras de carbono en activo. Se retirarán mediante gestor autorizado. La gran mayoría de estos residuos, se llevarán a incinerar a Francia.
Además, y dentro de la mejora continua, se van a comenzar pequeñas acciones en los tres emplazamientos simultáneamente, en un calendario muy apretado.
El 11 diciembre, se iniciará la realización de sondeos inclinados en Sardas. De este modo, se evita el obstáculo que supone la carretera N-330. El objetivo es mejorar la extracción de agua subterránea y fase densa. Es un tipo de sondeo atípico y novedoso en este emplazamiento.
Por otra parte, del 11 a 13 de diciembre, según estado meteorológico, se tomarán datos para la modelización de movimiento de partículas en Inquinosa. Para ello, se colocarán unos 8 medidores de partículas de distintos tipos y varios anemómetros. Una pala cargadora moverá un acopio de yeso para generar polvo blanco y determinar el movimiento preferente de las partículas. Esta información permitirá definir la velocidad máxima del viento para trabajar en condiciones seguras, en el futuro desmantelamiento de los edificios de Inquinosa.
En definitiva, estas actuaciones ayudarán a aumentar el control sobre los tres emplazamientos y garantizar el uso del agua y suponen una inversión de 295.500 euros.